La levadura el alimento natural asombroso

captura

Está hoy día considerado como un asombro­so alimento natural y su reputación es bien mere­cida. La levadura es una excelente fuente de pro­teína y un verdadero manantial de vitaminas na­turales del complejo B.

Es una de las más ricas fuentes de hierro or­gánico y una verdadera mina de minerales, oli- goelementos y aminoácidos.
Se ha demostrado que ayuda decididamente a bajar la tasa de colesterol en la sangre, comba­te eficazmente la gota y alivia sensiblemente los dolores y molestias de la neuritis.

Hay varias fuentes de levadura:

  • — Levadura de cerveza (subproducto de la fa­bricación de la cerveza), a veces llamada tam­bién levadura alimenticia. Es la más corriente­mente empleada.
  • —Torula, que nace en la pulpa de madera uti­lizada en la fabricación del papel. O bien proce­dente de las melazas, residuo de la fabricación del azúcar industrial.

Suero de la leche, residuo de la elaboración del requesón y de los quesos. Levadura líquida de Suiza y Alemania, he­cha de plantas, miel y naranjas o pomelos.

¡Evite la levadura de panadero! Las células de esta levadura vacían las vitaminas B en los intes­tinos y roban todas las vitaminas de su organis­mo. Esto no ocurre en absoluto con la levadura alimenticia, la cual, por el contrario, previene aquella extracción.

La levadura alimenticia tiene la mayor parte de las vitaminas B (excepto la B12). Contiene die­ciséis aminoácidos, catorce o más minerales, y diecisiete vitaminas (excepto la A, E y C). Pue­de ser considerada un alimento completo.

Como la levadura, como otros alimentos proteicos, es rica en fósforo, es recomendable cuando se toma añadir calcio extra en la dieta. El fósforo, como cooperante que es del calcio, pue­de sacar calcio de nuestro organismo, producien­do una deficiencia. El remedio es sencillo: aumente su calcio (el lactato cálcico se asimila bien). Las vitaminas del complejo B pueden ser tomadas junto con la levadura para ser más efec­tivas.

La levadura puede ser batida en líquidos, zu­mos o agua y tomada también mezclada con los alimentos.
Muchas personas que se encuentran fati­gadas toman una tableta o comprimido o más desleído en un líquido y sienten un retorno de energía a los pocos minutos, y los buenos efectos persisten por varias horas.

La levadura puede ser usada también para reducir la comida. Desleída en un líquido y be­bida justo antes de la comida, frena el apeti­to y nos ahorra una buena cantidad de calo­rías.